VIDA

ENTRETENIMIENTO Secretos de las neveras de los famosos estimulan la creatividad de los chefs

Las neveras, siempre trabajando 24/7, son los aparatos más atareados de la casa. Sus interiores son espacios íntimos que revelan los alimentos favoritos de sus propietarios, sus gustos, hábitos de vida, sus relaciones con los amigos, o incluso si son solteros o tienen una relación estable. Una madre se consideraría entrometida si va a la casa de su hija casada y abre su refrigerador. Dicho esto, hay un programa de televisión que expone las entrañas de las neveras de los famosos y organiza concursos de cocina con los ingredientes que encuentran en ellas.

Según las últimas estadísticas del Ministerio de Medio Ambiente, el refrigerador de una típica casa coreana almacena 34 tipos de alimentos, de los cuales el 12,5 por ciento son verduras y el 5,7 por ciento son frutas; mientras que el 4,1 por ciento de los alimentos congelados se tiran. El reality-show de cocina “Por favor, cuida de mi nevera”, emitido por el canal JTBC, se convirtió en un éxito con la creativa idea de llevar los refrigeradores de celebridades, estrellas deportivas y modelos de moda al estudio, donde sus puertas se abren para que todo el mundo pueda ver su interior, mientras que famosos chefs compiten en concursos de “cocina en 15 minutos” usando sólo los ingredientes de su interior.” La emergencia de los ‘cheftainers’ “¡Mejoramos el estado de los ingredientes de su nevera!”
“¡Los mejores cocineros de Corealimpiarán su refrigerador para usted!”
Este espectáculo salió al aire en noviembre de 2014 con una estridente apertura dirigida por dos anfitriones. No obstante, en octubre del año pasado se emitió su episodio número 100 y el programa continúa pegando fuerte. Todavía arranca con las mismas frases pegadizas de arriba, que captan con gracia su identidad y su propósito.
“Tendremos suerte si llegamos a ver el sexto episodio”, expresó uno de los chefs que regularmente aparecen en el programa después de una reunión preliminar con el equipo antes del primer episodio. ¿Qué celebridades permitirán que sus refrigeradores sean arrastrados de su casa al estudio para revelar su contenido? ¿Cuántos de los chefs cuyos logros se asocian con un ego fuera de lo común aprobarían el formato del espectáculo? ¿Cuántos platos se pueden cocinar en menos de 15 minutos?
Al convertirse en un éxito, muchas celebridades hacían cola para ser invitados alshow, y los chefs en el panel del programa, incluidos Choi Hyun-seok, Sam Kim, Lee Yeon-bok y Mihal Ashminov, se posicionaron como “cheftainers”, mostrando no sólo su destreza culinaria, sino también sus rasgos distintivos.

Cheftainers en “Por favor, cuida de mi nevera”, un programa de entretenimiento popular de JTBC, participan en un concurso de cocina improvisada utilizando los ingredientes que se encuentran en las neveras de las celebridades invitadas.

Siguiendo esta ola, una compañía de contenidos centrada en programas de entretenimiento y comida de Asia reclutó al productor ejecutivo del programa, e hizo un remake del programa coreano bajo el nombre de “¡Go Fridge!”. Coproducido por la compañía china de Internet Tencent, recientemente ha estrenado su segunda temporada.
Pero lo que resulta digno de mención de “Por favor, cuida de mi nevera” es que los chefs masculinos integran el reparto regular en el núcleo del espectáculo. Sólo hay una mujer chef, Park Ri-hye, graduada del Instituto Culinario de América y esposa del ex jugador de MLB Park Chan-ho.

¡Así que eso comen los famosos!
La nevera sale de la casa del invitado el día antes de grabar el programa. El contenido del refrigerador se vacía en otra nevera y todo se transporta al estudio en un camión. Previamente se toma una fotografía, para recomponer la disposición original de los alimentos en cada nevera. Los anfitriones del show se ponen unos guantes sanitarios e inspeccionan a fondo las entrañas de la nevera, mientras entretienen al invitado, bromeando y haciéndole preguntas sobre algunos de los productos almacenados en su refrigerador.
Sunny, integrante del famoso grupo de K-pop Girl’s Generation, tenía en su refrigerador restos de makgeolli (vino de arroz) y de seolleongtang (sopa de huesos de vaca). La estrella de televisión Kim Na-young, conocida por su alto sentido de la moda, tenía un tarro de miel en el que había hormigas muertas; mientras que los suplementos de salud, tales como extracto de anguila y extracto de cebolla conservado en bolsas de plástico, son un paisaje común. Alimentos cuyas fechas de caducidad superan con mucho el vencimiento de sus ingredientes, un trozo de jokbal (pies de cerdo) mordido revelando los huesos, filetes de pescado frito con un hedor horrible, carne mohosa, y fresas maduras reblandecidas, son otros de los sospechosos habituales. En caso de que se pregunten cómo viven las celebridades, al parecer no son tan diferentes de cualquier persona promedio que apenas tiene tiempo para embutir las comidas entre sus agitados horarios. Pero, ¿realmente permiten las celebridades enseñar sus desordenadas neveras tal y como son? Como explican los productores, “son conscientes de que el objetivo del programa es mostrar una realidad genuina y sin retoques, por lo que en general, traen sus refrigeradores tal y como están”.
Los chefs de los paneles parecen animarse cuando ingredientes raros, tales como huevas de pescado, trufas, foie gras o caviar, aparecen en neveras de actrices de la talla de So Yu-jin, casada con un famoso chef, o de GD, integrante del famoso grupode K-pop Big Bang. Entonces, comienza el espectáculo.

Intensos concursos de 15 minutos
Cada invitado puede solicitar la preparación de un plato. Una cantante una vez ordenó una comida que no fuera ni muy dulce, ni muy salada, ni muy picante…, pero buena para tomar antes de un concierto y resistirlo. Un actor comenzó a hablar de su madre con lágrimas en los ojos y dijo que quería aprender a cocinar un plato para agasajarla en su cumpleaños. Otros invitados preguntaron sobre cómo preparar ingredientes engorrosos que recibieron como regalos, tales como maíz o calamar medio seco, que no pueden ni tirar ni cocinar fácilmente, pero que ocupan sitio en sus neveras.
A partir de ese momento, los chefs se lanzan al concurso, cortando vigorosamente los ingredientes en una carrera contrarreloj.
Cuando finalmente terminan, el propietario de la nevera saborea cuidadosamente los platos de cada concursante y decide cuál le gusta más. El cocinero que crea el plato ganador no obtiene ningún premio en metálico, sino que sólo consigue una pequeña insignia en forma de estrella en su pecho. Un chef que dirigía un restaurante de una estrella Michelin estaba tan contento de haber ganado que repetía: “Esto es mucho mejor que una estrella Michelin”. (Traducido por Javier Castañeda)

Kim Yeon-ock Escritora independiente
페이스북 유튜브

COMMENTS AND QUESTIONS TO koreana@kf.or.kr
Address: 55, Sinjung-ro, Seogwipo-si, Jeju-do, 63565, Republic of Korea
Tel: +82-64-804-1000 / Fax: +82-64-804-1273
ⓒ The Korea Foundation. All rights Reserved.

SUBSCRIPTION

Copyright ⓒ The Korea Foundation All rights reserved.

페이스북 유튜브